Carrito

Noticias

Merlot

By 29 noviembre, 2021 No Comments

Su historia, los orígenes, su sabor, cómo maridarlo…

La palabra “Merlot” hace referencia tanto al vino como a la variedad de uva con la que se produce. Por lo que se refiere al vino, es uno de los tintos más populares en todo el mundo y se caracteriza por su textura suave y estilo accesible. Por ello, en muchas ocasiones se recomienda a las personas que se quieren iniciar en el mundo del vino. 

En esta entrada vamos a dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre este vino. Os contaremos un poco sobre su historia y sus orígenes, su sabor, la temperatura ideal para servirlo, los platos con los cuales acompañarlo y algunas curiosidades más.

 

Origen, Historia y Curiosidades

El nombre “Merlot” aparece mencionado por primera vez en el siglo XVIII en el Libournais francés y ya se consideraba por aquel entonces una de las variedades más importantes de la región del Burdeos. No obstante, sus orígenes se remontan al siglo XIV, cuando esta variedad de uva todavía era conocida como “Crabatut Noir”.

 

Un vino que debe su nombre a un pájaro

Supuestamente debe su nombre a la palabra francesa «merle«, que significa «mirlo», ya sea por el color azulado del plumaje de estos pájaros y/o por su afición a comerse las preciadas uvas.

 

Las relaciones Familiares

Hasta hace dos décadas no se sabía nada de los antepasados de esta variedad. Sólo poco antes del cambio de milenio, en el año 1999, el científico austríaco Ferdinand Regner dio (mediante técnicas de análisis de ADN) con el padre, el Cabernet Franc. Y diez años más tarde Jean-Michel Boursiquot identificaba la madre, Magdeleine Noire des Charentes. Durante mucho tiempo esta última variedad se consideró extinta hasta que casualmente se redescubrió una sola cepa en 1992 (Saint-Suliac, Bretaña). Este parentesco convierte al Merlot en un hermano del Carménère, Cabernet Sauvignon y Malbec.

 

1956, el Annus Horribilis para el Merlot

Corría febrero del año 1956 cuando una fuerte helada afectó a Francia, destruyendo muchas vides de Merlot y Malbec. La desgracia no acabó allí y los múltiples intentos de volver a plantar esta vid en los años sucesivos fueron frenados por enfermedades y también por las leyes, cuando en el 1970 el gobierno francés prohibió toda nueva plantación de vides de Merlot. Esta prohibición duró hasta el año 1975 cuando se permitió de nuevo cultivar esta vid.

 

Entre Copas (Sideways), la película que despreció el Merlot

A aquellas personas que hayan visto la película “Entre copas” (Sideways) no se les habrá pasado por encima la animadversión que sentía el personaje principal, Miles, por este vino. A raíz de ello surgió un debate que se mantuvo durante algunos años sobre la influencia de esta road movie antológica sobre la reputación y las ventas de Merlot. Las opiniones no pueden ser más diversas y entre ellas encontramos que:

  • Hizo famoso al Merlot “por ser malo”
  • Animó a personas hasta entonces ajenas al vino a iniciarse en este mundo pero a través del Pinot Noir
  • No influyó en el declive que experimentaba el Merlot por aquel entonces (2005) puesto que se debía más al exceso de plantación y a la proliferación de malos vinos en el mercado

Se puede discutir largamente sobre el efecto de la película, pero sobre lo que no cabe la menor duda es que si bien existe el Merlot malo, también se produce el Merlot bueno y el sublime, que han hecho resurgir este vino en los últimos años.

 

¿Qué color tiene un vino Merlot?

Los vinos jóvenes son semiopacos u opacos y suelen presentar un color rojo rubí intenso. Este color es generalmente más claro que el del Cabernet Sauvignon y más profundo que el del Pinot Noir. En la copa un Merlot muestra habitualmente un brillo en tonos ladrillo/naranja en el borde.

El color del Merlot cambia con la edad, perdiendo pigmentación y brillo y volviéndose granate. Aunque no es muy común, el Merlot también se utiliza para producir vinos rosados y blancos. Nosotros en nuestro caso elaboramos el rosado «Passió», con las variedades de uva Merlot, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Macabeo y Syrah.

Passió: Merlot, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Macabeo y Syrah

 

¿Qué sabor tiene el Merlot?

Un vino seco y afrutado, con armonía y cuerpo

Los vinos Merlot son vinos secos y las características comunes a todos ellos es el final suave, aterciopelado y afrutado. Otros rasgos típicos de estos vinos son los taninos suaves pero presentes, el cuerpo medio a completo, el contenido de alcohol medio a alto, la acidez baja a media y el color rojo tirando a oscuro.

“Los vinos Merlot presentan un sabor armonioso que los hace muy apreciados”

Sus intensos aromas frutales recuerdan a cereza negra, mora, arándanos, frambuesa y ciruelas. Al igual que con el resto de los vinos, entre los factores que influyen sobre sus características encontramos el tiempo y la forma de crianza así como el respectivo origen de la uva. 

Así por ejemplo, el envejecimiento (especialmente en barricas de roble) puede resaltar o hacer surgir las notas de cacao, chocolate, clavo, vainilla y cedro.

Por lo que se refiere al origen, una versión del norte de Italia, como el Merlot Veneto, suele tener un sabor más ligero que el Merlot Grand Sud francés. Sus parientes de regiones más cálidas como Australia, Francia y California, en cambio, tienen notas de regaliz y clavo además de los típicos y elegantes aromas frutales.

 

Vinificación: Las múltiples caras del Merlot

Además de los criterios mencionados anteriormente, el sabor del Merlot dependerá de si se trata de una variedad monovarietal, varietal o multivarietal. 

Cuando madura en su variedad pura, tiene un sabor con cuerpo, flexible, a veces suave y a veces casi graso. El Burdeos más caro del mundo es un Merlot monovarietal, el «Petrus» de la mundialmente famosa bodega francesa Château Pétrus. Quien quiera comprar esta obra maestra del Merlot puro y exquisito, debe estar preparado para precios de entre 600 y 3.000 euros por botella.

Sus características organolépticas, así como su riqueza de rendimiento, hacen que sea un componente codiciado de los vinos multivarietales. En estos casos suele suavizar el tanino, añadir una nota afrutada y apoyar a las variedades compañeras de la mezcla en la plenitud y el cuerpo. Gracias a esta capacidad de adaptación, el Merlot suele mezclarse con Cabernet Franc o Cabernet Sauvignon. 

Además del Merlot tinto, también existe el Merlot Blanc, una variedad de vino blanco francés que se cultiva en pequeñas cantidades en Burdeos. Produce un vino suave y con sabor a bayas que, sin embargo, es mucho más ligero y seco que su pariente tinto.

 

¿De dónde es el vino Merlot? Cultivo y Producción

En su país de origen, Francia, se encuentra la mayor superficie cultivada, con unas 115.000 hectáreas, especialmente en los alrededores de Burdeos. No obstante, actualmente su producción se ha extendido desde Europa al resto de continentes (América, África, Asia y Oceanía) ya que otras zonas suficientemente cálidas también ofrecen buenas condiciones para esta vid.

En el top 5 de países productores encontramos, aparte de Francia: Italia (28.000 hectáreas, principalmente en el norte de Italia), EEUU (22.000 hectáreas, principalmente en California), España (15.500 hectáreas, principalmente en Aragón, Cataluña, La Mancha y Navarra) y en quinto lugar Australia y Chile (ambos con 10.000 hectáreas cada uno).

 

¿A qué temperatura debe servirse un vino merlot?

Como todos los tintos, también el Merlot tiene un rango de temperatura ideal para ser servido. En el caso del Merlot dicha temperatura ideal se sitúa entre los 15ºC y los 18ºC. Bien es sabido que la temperatura es uno de los factores ambientales que puede afectar en gran medida el sabor del vino. Cuando las temperaturas son demasiado elevadas los sabores se confunden y si son demasiado bajas, los aromas y los sabores se apagan.

Este rango de temperatura ideal para servir el Merlot se puede conseguir poniéndolo 30 minutos en el frigorífico antes de servir. Si no se termina una botella de Merlot, se puede conservar durante 2 a 4 días en el frigorífico tapada con el corcho. Pasado este tiempo, el vino empezará a oxidarse y sólo podrá usarse para cocinar.

Antes de servir un vino Merlot es también aconsejable dejar que respire (por lo menos 20 minutos) y decantarlo. Ambos procesos ayudan a realzar el sabor del vino.

 

¿Con qué se toma el vino Merlot? Los mejores platos para un maridaje

Una de las razones por las que la gente adora el Merlot es su versatilidad. En el mercado se encuentran gran variedad de estilos y de precios que permiten encontrar el indicado para cada ocasión. 

Por norma general y especialmente los vinos Merlot más ligeros acompañan bien platos discretos y ligeros tales como con carnes de pollo, pavo y cerdo. Incluso se prestan a ser servidos con pasta, hamburguesas y pizza entre semana. Los estilos con más cuerpo, maduros y a menudo con más alcohol, son capaces de soportar alimentos con más sabor, como la ternera, el cordero y los platos de legumbres.

Algunos ejemplos de maridaje:

  • Merlot ligero: Pan, embutidos (paté, salami, jamón), verduras (berenjenas, pimientos, calabacines), setas, pollo a la plancha, pizza, salsas a base de tomate, platos gratinados.

 

  • Merlot maduro: Quesos duros suaves, guisos y potajes (con legumbres, carnes, verduras), recetas elaboradas con carne picada picante (boloñesa, albóndigas, pastel de carne), salmón, espaguetis de pavo, arroces picantes. Estas recomendaciones encajarían con nuestro vino «Febrer» elaborado con Merlot, Cabernet Sauvignon y Monastrell.
composicion vinto tinto Febrer, bodega Blanca Terra

Febrer: Merlot, Cabernet Sauvignon y Monastrell

  • Merlot elegante y variado: Aves de corral asadas o a la brasa (pato, pollo,pavo) y otras carnes como cordero, ternera y cerdo al horno o a la brasa. En este tipo de vino, se encuentra nuestro vino «Febrer Selecció» elaborado con Merlot, Cabernet Sauvignon y Monastrell.

Febrer selecció: Merlot, Cabernet Sauvignon y Monastrell

 

Merlot, un vino fascinante

En resumen, el Merlot es un vino que ha pasado sus momentos de dificultad, como muchos otros. No obstante produce deliciosos vinos. Tanto los vinos monovarietales como los multivarietales con Cabernet Sauvignon y otras uvas de la región de Burdeos o de la Toscana, son tintos suaves y complejos con sabores y aromas encantadores.