Carrito

Noticias

Viaje a Lanzarote y Tenerife

By 9 diciembre, 2019 No Comments

 

 

El pasado lunes 11 de noviembre iniciamos un viaje de aprendizaje a las Islas Canarias, acompañados del presidente de Petit Cellers, Guillem Vicens, y otros bodegueros de Mallorca. En este viaje aprendimos muchas cosas nuevas acerca del vino y pudimos ver que no sólo en Mallorca se está haciendo un gran trabajando para hacer un buen vino y darlo a conocer, si no que en otras islas se está haciendo lo propio pese a similares dificultades y otras propias.

 

Empezamos este viaje enológico en Lanzarote dónde pudimos ver con asombro, como en una tierra volcánica, árida y con problemas de agua, el ser humano se las arregla para hacer un vino gustoso y de calidad, desarrollando un sistema de cultivo complejo que consiste en hacer agujeros en el suelo para acercarse a la tierra más fértil y proteger las cepas con muros de piedra de los vientos. Pudimos probar todo tipo de vinos y con diferentes elaboraciones hechos de uvas como la Malavasia, Listán Blanco, Moscatel y Listán Negro entre otras, un auténtico trabajo heroico en el que usan pie franco prefiloxérico al no haber tenido el mismo problema que en el continente europeo y en Islas como Mallorca. En Lanzarote visitamos las bodegas de Ell Grifo, Stratus y Rubicón.

 

Ya en Tenerife, observamos como la climatología, el terreno y el sistema de plantación es totalmente diferente al de Lanzarote. Con un sistema de terrazas muy similar al que se puede observar en ciertos lugares de Mallorca, pero en algunas ocasiones con formaciones tradicionales. Visitamos la bodega Monje, en la que además de hacer un buen vino, vimos como el ingenio y la ilusión de una persona por sacar un proyecto adelante ha desarrollado un proyecto integro en el que el protagonista principal es el vino. Continuamos conociendo el vino de Tenerife visitando bodegas como La Loma, Tajinaste, Tempus, Marba y Reverón, cada una de ellas especiales y con vinos originales y de calidad.